Novedades dinosaurianas en formato express. Porque nosotros también lo valemos.

En la imagen, un pobre Dracorex se enfrenta a un caballero medieval…
eso le pasa por meterse por anomalías que no debe…

Primero que nada, un aviso a navegantes. O mejor dicho, a todos los Potterfrikis que bailabamos de alegría cuando se definió Dracorex hogwartsia… Según han publicado Horner & Goodwin, probablemente Stygimoloch y Dracorex, muy majos ellos, no sean sino formas juveniles de Pachycephalosaurus… Lo cual no quita que sean especímenes interesantísimos, pero (eso si) no serían géneros y especies a parte, sino más bien cachorritos de Pachys… Al parecer, lo proponen tras echar un vistazo a cortes histológicos de sus cocorotas. Esto reduciría el número de especies de Pachys del Cretácico superior en EEUU y, lo que es más importante, nos revela cuan importante son los estudios histológicos de cara a evaluar la evolución y diversidad dinosauriana. Más de una sorpresa nos deparará en el futuro…

Referencia: Horner JR, Goodwin MB (2009) Extreme Cranial Ontogeny in the Upper Cretaceous Dinosaur Pachycephalosaurus. PLoS ONE 4(10): e7626.doi:10.1371/journal.pone.0007626

Nuestra segunda dinonoticia del día nos habla de Fruitadens, que podría ser el ornitisquio más pequeño de Norteamérica. Mucho se ha hablado acerca de ser «el dinosaurio más pequeño», pero como bien sabemos, si hay algo que a los periodistas no se les ocurre es entrar en Wikipedia (y no digamos ya abrir un libro). Me da que un gorrión es mucho más pequeño y tan dinosauriano como Fruitadens, pero allá ellos… Para saber más, entrad en el Paleofreak.

Referencia: Butler, R.J., P.M. Galton, L.B. Porro, L.M. Chiappe, D.M. Henderson, and G.M. Erickson. 2009. Lower limits of ornithischian dinosaur body size inferred from a new Upper Jurassic heterodontosaurid from North America. Proceedings of the Royal Society B. 0.1098/rspb.2009.1494.

También te puede gustar:

2 comentarios

  1. (léase con acento vasco)

    – Ahiva Patxi, que los humanos estos dicen que tu hijo no es tu hijo!

    – Joder pues Patxi, ahora mismo voy y les pego un cocorotazo para recordárselo!

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.