Ensalada Mesozoica

¿Quien dijo que la productividad primaria en el Mesozoico era baja? Si, la situación es desoladora: enormes masas de carne con hambre de ensalada vagaban sobre este globo, necesitando un gran aporte alimenticio… pues lo que había, bastaba!

Un reciente estudio de Hummel y colaboradores, publicado en la prestigiosa revista Proceedings of the Royal Society B, han hecho uno de esos experimentos de Paleobiología que tanto nos gustaría reproducir en nuestras casas: simularon los intestinos de un dinosaurio fitófago. Si, como te lo cuento: utilizaron unos tubos herméticos, que dotaron de microbiota. En ellos reunieron la receta básica de ensalada mesozoica, a base de helechos, ginkgos y coníferas… y voilà! Descubrieron maravillados cómo esta dieta aportaba razonables cantidades de energía, casi tanto como los pastos actuales.

Para más información, clicad aqui.

3 comentarios sobre “Ensalada Mesozoica

  1. Bueno el extracto de Ginkgo biloba
    ” contiene diversos compuestos entre los que destacan diversas sustancias antioxidantes.
    Se le atribuyen propiedades estimulantes de la circulación, vasodilatadoras, venotónicas, antitrombóticas (anticoagulantes) y antiinflamatorias.” osea que los dinos fitófagos no sólo estaban bien alimentados, sino que debieron tener una salud de hierro. XD

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *