Hoy retomamos la sección largo tiempo parada de «Posturas de Excavación» con dos ejemplos de posturas que pudimos obervar el verano pasado.


1. Solo el penitente pasará: el penitente se humilla, se agacha, o se arrodilla. En este caso no ante divinidad alguna, sino ante un enorme escalón en el que se halla trabajando. En el caso de que se tenga una almohada, los dolores se reducirán a la espalda. Si por el contrario, no hay nada acolchado bajo tus rodillas… ¡enhorabuena! No te acordarás del dolor de espalda, porque las rodillas ya se encargarán de ello.

2. La señorita: si el escalón no esta en frente, sino debajo, puedes sentarte en él! Pero ojo, pese a que esta parezca una solución de «señoritos» como su nombre parece sugerir, no lo es: porque los fósiles estarán abajo, y tendrás que bajar tanto la espalda que, o bien acabarás dando una voltereta o los dolores de espalda te acompañarán siempre, como la Fuerza.

Por último, no me queda más que desearos un muy Feliz Día del Orgullo Friki y de la Toalla (si, un año más, ha llegado ya el 25 de Mayo, que vamos a hacerle). Y una cosa más… los paleontólogos que se han prestado «obligatoriamente voluntarios» a figurar en las posturas cumplen añitos hoy… así que muchas felicidades! Besicos y abracetes (ay los abracetes)!

También te puede gustar:

4 comentarios

Responder a Koolasuchus Cancelar la respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *