Spinosaurus no era un dinosaurio especialmente famoso hasta el año 2001. Ese año, con el estreno de Jurassic Park III, empezó su fama. Y no en vano el tipo era el protagonista del nuevo logo y el encargado de cargarse él solito a un Tyrannosaurus. Rápidamente el bicharraco empezó a ser conocido, y su jeta (y su vela) fueron más conocidos, apareciendo en Planet Dinosaur o incluso en Primeval.

Lo que la gente no sabía era que el aspecto de este dinosaurio que se mostraba en las películas, documentales y juguetes era una mera hipótesis de trabajo. Porque por aquel entonces se tenían pocos huesos. Cuando el paleontólogo Ernst von Stromer descubrió y publicó los primeros restos de esta especie a principios del siglo XX, éstos eran sólo un puñado de huesos (ver la imagen de aquí abajo). Es más, este ejemplar incompleto se perdió en un bombardeo durante la II Guerra Mundial. ¿Y cómo se reconstruyó su aspecto? Bueno, sabemos que en biología, a priori, dentro de un grupo no hay mucha varición de formas, ya que hay una serie de características comunes. Y conociendo otros dinosaurios emparentados, como Baryonyx, se propuso una reconstrucción del bicho. Y esa reconstrucción es a la que nos tenían acostumbrados. Lo que sabíamos seguro era que pertenecía a los terópodos (dinosaurios carnívoros), que era pariente de Baryonyx (y pariente un poco más lejano de los Megalosaurios), que tenía grandes garras en las manos, una vela dorsal, y que sus dientes cónicos apuntaban a una dieta piscívora.

post-6208-0-46687700-1409753925url

Si, sólo se conocían estos huesos. Pero conociendo a sus parientes, se propuso su aspecto.

spinosaurus_aegyptiacus22(1)

El bicho, con piel. Según la reconstrucción esquelética de entonces…

Hace poco tiempo, sin embargo, ya empezó a cambiar el aspecto potencial del bicho. Una de las vértebras que se colocaba en la espalda (por tener una espina laaarga, larga, de las que forman la vela) se reestudió e identificó como una vértebra caudal (de la cola). Esto sugería que la vela no estaba encima del lomo, sino que podía recorrer toda la columna vertebral, incluyendo la cola. Y el resultado fue este:

spinosaurus-aegyptiacus-holotype-skeletal

¡Y ayer se armó gorda! Un equipo de paleontólogos liderados por Nizar Ibrahim de la Universidad de Chicago ha podido estudiar los restos de un esqueleto mucho más completo descubierto en el Sahara y han publicado sus resultados en la revista Science. La primera conclusión es que Spinosaurus era un animal de hábitos anfibios –cosa que se podía haber sugerido, pero ahora hay más evidencia a favor– y que efectivamente, se alimentaba de los peces que habitaban el lugar, incluídos tiburoncillos.

Según Nizar Ibrahim, «trabajar en este animal era como estar estudiando un alienígena». En el paper describen como el cuello, la espina y la cola de nuestro bicharraco estaban adaptados a moverse bajo el agua. La vela de su lomo, como ya se sugería en JPIII, se asomaría fuera del agua cuando nadase justo bajo la superficie. Y ¿Qué me decís de esas piernecitas TAN CORTAS?

spinosaurus¡Menuda marcianada de bicho!

Una cosa está clara: cuando menos lo esperamos, nuevos restos nos proporcionan evidencias para contrastar, confirmar o replantear hipótesis. Y por otro lado, se confirma cada vez más que los dinosaurios fueron (y son) tan diversos como lo han sido los mamíferos.

Referencia:
Ibrahim et al. 2014. Semiaquatic adaptations in a giant predatory dinosaur (Science) / DOI 10.1126/science.1258750

También te puede gustar:

4 comentarios

  1. Mi conocida y sincera admiración y gracias por renovarnos la imagen de uno de los grandes. No hay especies primitivas sino infinidad de adaptaciones para infinidad de circunstancias. Genial!

  2. «Lo que sabíamos seguro era (…) y que sus dientes cónicos apuntaban a una dieta piscívora.»
    Vamos, que no iría por ahí cazando animales terrestres como humanos, y tampoco mordiendo tiranosaurios en el cuello 😀

    Lo siento, es que no me gustó apenas esa película… xD

  3. Creo que no está muy claro lo de la reconstrucción del esqueleto, y las proporciones. Scott Hartman y otros paleontologos dicen que no coinciden las medidas dadas por el estudio y la reconstrucción hecha.
    A mi modo de ver se ve un poco raro, y creo que lo de la locomoción cuadrupeda es más especulación que otra cosa. Con esas proporciones, parece más bien un animal poco adaptado para cualquier tipo de medio, se acuatico o terrestre.

    1. No eres el único que piensa eso y te digo que varias partes fueron reconstruidas a imaginación, como los brazos, cuello y cola.

      Solo espero que haya una corrección lo mas pronto ha esos errores

Responder a DarkSapiens Cancelar la respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *