En la actualidad observamos algunas especies muy variadas. Bichejos que nos pueden parecer especies diferentes resultan ser variedades de una misma, ya sea debido a dimorfismo sexual, variedad intraespecifica o cambios durante el crecimiento. Esto es un problema de cara al registro fósil, puesto que no podemos analizar su genoma, ni esperar a que dos fósiles intenten reproducirse. Por lo tanto, cualquier individuo con diferencias respecto a los holotipos es clasificado, en principio, como una especie diferente. Únicamente cuando se encuentra una gran acumulación de huesos de varios individuos se puede llegar a identificar cierta variabilidad, y revisar la sistemática propuesta con anterioridad.
En ocasiones, estudios en detalle han arrojado luz a este problema. Ya ocurrió hace meses con Dracorex, Stigymoloch y Pachycephalosaurus, y ahora parece que ocurre algo semejante con Torosaurus y Triceratops. John Scanella y Jack Horner han publicado en el volumen de julio de Journal of Vertebrate Paleontology que Triceratops y Torosaurus son en realidad dos estadios en el desarrollo del mismo dinosaurio. Por lo tanto, no hablamos de juveniles que son calcos de los adultos, sino juveniles con carita de Triceratops y viejunos con cara de Torosaurus.
MSU
Todo un avance en el conocimiento de la biología y ecología de los dinosaurios no avianos, desde luego. Podéis leer más al respecto aquí.

Referencia:

Scannella, J.B. and Horner, J.R. (2010) Torosaurus Marsh, 1891, is Triceratops Marsh, 1889 (Ceratopsidae: Chasmosaurinae): synonymy through ontogeny. Journal of Vertebrate Palaeontology, 30, 1157-1168.

También te puede gustar:

2 comentarios

Responder a El Señor de los Animalillos Cancelar la respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *