¿Conocéis Utahraptor? Bueno, si no es así, imagináos un Velociraptor venido a más. De hecho, supongo que sabréis que los velociraptores de Jurassic Park eran más grandes que el Velociraptor real, ¿no es así? Y si no, pasáos por este enlace. ¿Todo claro? Pues digamos que Utahraptor es un raptor tan grande como los que vemos en las películas de Jurassic Park, o incluso un poquito más. Vaya, una bestia parda con la que no querrías cruzarte en un callejón.

Dromaeosaurs

¿Por dónde íbamos? Ah, Utahraptor. Se trata del mayor representante del grupo o «familia» de los dromeosaurios, los que ya comunmente llamamos raptores. Vivió durante el Cretácico, hace unos 125 millones de años en Nortemérica. Hasta ahora se tenía muy poco registro de él, tan sólo fragmentos del cráneo, una tíbia, unas garras y alguna vértebra de la cola. Pero sólo con verlo ya quedaba claro que estábamos ante un género semejante a Deinonychus, solo que mayor.

¿A qué viene lo de «trampa mortal»? ¿Es que nos están tendiendo una trampa un grupo de Utahraptors? ¿O es acaso el título de una nueva película de Syfy? Nada de eso. Veréis, recientemente se ha hecho público un descubrimiento increíble: varios ejemplares de Utahraptor, atrapados en arenisca. Y de ahí que hablemos de una «trampa», porque por lo visto las areniscas en las que se han encontrado parece que fueron unas arenas movedizas allá por el Cretácico. Que varios ejemplares hayan quedado atrapados apunta a varias opciones: 1) quedaron atrapados en diferentes momentos, o 2) «era cierto, van en manadas». Y es que, aunque se ha hecho muy popular la imagen de los raptores cazando en manadas, poca evidencia se tiene al respecto. Y esta podría ser una prueba de peso.

Además, que por fin haya varios ejemplares casi completos nos permite echar un vistazo a su anatomía general, y depara sorpresas! Según Jim Kirkland, si bien los ejemplares juveniles eran de construcción ligera y del tamaño de un pavo, los adultos al parecer eran MUY robustos.

Así que nada, voy a tener que cambiar mi reconstrucción de Utahraptor por una versión más musculada.

Para leer más al respecto, seguid por aquí.

También te puede gustar:

2 comentarios

  1. Vamos, que eran grandes pero tb más robustos. Nada de esbeltos raptores cuasi-humanos infernales. La Ciencia vuelve a imponerse al sensacionalismo. Apuesto que incluso tenían un índice de error en cacería semejante al de los grandes felinos, no siendo «fredis crugers» del pasado. Me ha gustado esta información Pak! un abrazo!

  2. Esa ilustración de Csotonyi es genial!!! Tengo el libro que hecho el año pasado donde muestra mucho de su trabajo reciente y es magnifico. Un hacha en reconstrucción de animales este señor.

Responder a Fujur Cancelar la respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *