Hoy mismo la Fundación Conjunto Paleontológico de Teruel-Dinópolis ha dado a conocer los resultados del estudio de unos fósiles de dinosaurios del Barremiense inferior (hace unos 127 millones de años). Como resultado de este trabajo, se ha podido describir una nueva especie del popular género de dinosaurio Iguanodon, bautizada con el nombre de Iguanodon galvensis, en reconocimiento a la localidad de Galve. Además es de destacar que se describen por primera vez un grupo de crías de Iguanodon, las cuales pudieron formar parte de una “guardería de dinosaurios”. El título del trabajo publicado en la revista internacional Cretaceous Research es “Perinates of a new species of Iguanodon (Ornithischia: Ornithopoda) from the lower Barremian of Galve (Teruel, Spain)” y está firmado por los paleontólogos de la Fundación Francisco J. Verdú, Rafael Royo Torres, Alberto Cobos y Luis Alcalá. Este trabajo forma parte de una Tesis Doctoral que Francisco J. Verdú está realizando bajo la dirección de Luis Alcalá y Rafael Royo Torres.

Las campañas de control paleontológico que desde 2008 lleva a cabo la Fundación en Galve han permitido la localización de varios yacimientos. En 2011 se realizaron varias actuaciones paleontológicas que proporcionaron más de 1100 huesos de crías de Iguanodon (6 esqueletos parciales y otros 7 recuperados después de las campañas de lavado) en el yacimiento de San Cristóbal 2, así como restos de un ejemplar adulto de gran tamaño y de un juvenil en San Cristóbal 1. Los resultados de su estudio han hecho posible la definición de una nueva especie de dinosaurio: Iguanodon galvensis, la quinta nueva especie de dinosaurio descrita en Galve y la décima de la provincia de Teruel.

El número de huesos y el estudio de los mismos indica que había, al menos, 13 crías de Iguanodon galvensis conviviendo juntas en la zona hace unos 127-129 millones de años. El grado de osificación de sus huesos indica que no acababan de salir del huevo y el estudio histológico (análisis de las secciones de los huesos mediante láminas delgadas) ha podido determinar que se encontraban dentro de su primer año de vida. El tamaño de todos los ejemplares es similar, unos 60 centímetros de longitud, por lo que probablemente provendrían de la misma temporada de cría. El tamaño del adulto se ha estimado en 6 metros de longitud. Las características del yacimiento y el estado de conservación de los huesos indican que el yacimiento no es producto de una concentración de las crías posterior a su muerte, sino que estaban realmente agrupadas cuando murieron.

Para saber más: nota de prensa completa.

Referencia: Verdu, F.J. Royo-Torres, R. Cobos, A., Alcalá. L. 2015. Perinates of a new species of Iguanodon (Ornithischia: Ornithopoda) from the lower Barremian of Galve (Teruel, Spain). Cretaceous Research, 56, 250-264.

También te puede gustar:

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.