Ya se acabó. Han sido unos días intensos, sin ninguna duda. Días que empezaban levantándonos tras dormir en camas duras como piedras, para después preguntarnos con intriga si tendríamos agua caliente, o si los milpiés la habrían gastado toda… Por otro lado, el nivel de las comunicaciones ha sido realmente alto, y el ambiente, muy familiar.

Han quedado para el recuerdo el Museo de Ciencias de Castilla la Mancha, el Morteruelo, los Zarajos, los viajes en autobús, el trenecito turístico con olor a chamusquina, la reunión de frikis (y la Aldea del Arce), la visita frustrada a Las Hoyas, las visitas a Alcampo, el frio de la noche de la Serranía de Cuenca y las conferencias de grandes como Mauricio Antón, José Luis Sanz, Ángela Buscalioni y Antonio Rosas.

Y por supuesto, el Valle de Gwangi y la clavícula intercostal!

También te puede gustar:

2 comentarios

  1. Ha estado GENIAL, era mi primer Ejip, y espero que no sea el último. Vi a viejos amigos, hice nuevos, conoci a gente que estudia lo que me gusta, nos reimos mucho, montamos en el tren de la muerte, vimos el pub San Potorro, como alguien dijo vimos a los Velociconquenses y a los frikimimus jeje ( asco de frikis por su culpa estoy constipao, aprendí muchisimo, en fin que ha sido inolvidable. Nos veremos pronto espero.

    Un saludo a la gente de Valencia desde Alcalá de Henares.

    Alberto.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.