La postura de excavación Rose recibe este nombre en honor a la protagonista de la célebre película “Titanic”. Se le llama así por su semejanza con la postura que adopta Rose en la película cuando la dibuja Jack desnuda, solo con el medallón.
Así pues, tras tratar de excavar en otras posturas, llegas a tumbarte de lado, apoyándote en el codo, y manteniendo el punzón, destornillador o pincel en esa misma mano, y creyendo haber encontrado la postura perfecta… hasta que ese codo y la cadera empiezan a gritar por el contacto con la roca! Y vuelta a empezar…
Una variante de esta postura se adopta al medir la «z» con el láser.

También te puede gustar:

1 comentario

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.